Menú Principal
19 de febrero de 2018

Equipo de Fisiatría del Hospital La Florida crea la unidad de “dolor crónico no oncológico”

Se sabe que el dolor siempre es subjetivo, cada individuo aprende el significado a través de su propia experiencia, sin embargo, cuando éste persiste en el tiempo no sólo es un síntoma de alguna patología, sino que representa un fenómeno fisiopatológico y psicológico que se debe considerar y tratar.

El dolor puede diferenciarse entre agudo y crónico; éste último es aquel que persiste más allá de la lesión causal y que permanece una vez que la lesión desaparece.Específicamente el dolor crónico no oncológico constituye hoy en día un problema de salud pública nacional, siendo el motivo de consulta más frecuente en la práctica médica clínica con porcentajes que fluctúan entre 11 y 40% de las prestaciones de salud. En Chile, Los pacientes con dolor crónico usan los servicios de salud cinco veces más que la población normal. 

Equipo de Fisiatría de la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación del HLF junto al moderno equipamiento utilizado en la Unidad de Dolor Crónico no Oncológico (de Izq. a Der.) Dr. Walter Sepúlveda. Dr.Alejandro Rodríguez y Dra. Delia Ruíz.

Debido a los factores mencionados y a la necesidad de dar respuesta a estas patologías es que el equipo médico de Fisiatría del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del HLF han creado la unidad de “dolor crónico no oncológico”.

Esta unidad ha definido como principal objetivo el estudiar, evaluar y presentar el mejor tratamiento para pacientes que presentan cuadros de dolor crónico o con potencial de cronicidad con un enfoque multidisciplinario y que finalicen dicho tratamiento con la mayor diminución del dolor posible.

“los pacientes que ingresan a esta unidad son pacientes que ya han pasado por otro tipo de tratamientos y no han tenido resultados favorables” explica la Dra. Delia Ruiz, integrante de la unidad,  “a estos pacientes se los trata con medicamentos de última generación los cuales en conjunto con tratamientos de kinesiología, terapia ocupacional, terapia de ondas de choque, procedimientos intervencionistas como infiltraciones, bloqueos nerviosos yotros logran positivos resultados en los pacientes´´.

El Dr. Alejandro Rodríguez junto a la Paciente Laura Pérez (acompañada de su hija) una de las primeras usuarias de la Unidad de Dolor Crónico no Oncológico.

A dos meses de puesta en marcha de la unidad y con aproximadamente 500 pacientes en tratamiento, se han notado favorables resultados, es el caso de la Sra. Claudia Pérez, quién desde enero se había sometido a tratamientos para el dolor producto de un accidente vascular el cual le dejó dolencias crónicas que no disminuían. Ingresó a esta unidad desde su inicio y con un tratamiento multidisciplinario ha podido evidenciar sus resultados “antes de este tratamiento no podía levantar la mano, me dolía constantemente, desde que tomo estos medicamentos y me someto a mis terapias de kinesiología mi dolor ha disminuido aproximadamente en un 50%”.

Para ingresar a esta unidad se debe realizar una interconsulta para Fisiatría, los especialistas evaluarán la patología y si cuenta con las condiciones de ingreso para dicho tratamiento.

La interconsulta debe incluir la ubicación del dolor, irradiación, intensidad del dolor (escala EVA), frecuencia de éste y el tiempo de evolución, la cual es tramitada por la Unidad de Gestión del Paciente del HLF. El paciente es evaluado por un médico Fisiatra quién determina el manejo y sus eventuales derivaciones, además realizará contrarreferencia cuando se otorgue el alta de la unidad con indicaciones de manejo.

La Sra. Laura se muestra entusiasmada con la rutina de ejercicios que le permiten tener una mejor calidad de vida.