Menú Principal
1 de agosto de 2019

¡Conoce las actividades de celebración de la semana mundial de la lactancia materna en nuestro hospital!

La celebración de la Semana Mundial de Lactancia Materna se desarrolla en más de 120 países del mundo y tiene como objetivo principal el conmemorar el acuerdo de la firma de la Declaración de Innocenti realizada en 1991, la cual declara la  protección, fomento y el apoyo de la lactancia materna en los distintos países del mundo.

Como hospital celebraremos la semana de la lactancia entre los días lunes 5 de agosto al viernes 9 de agosto, invitando a todos nuestro usuarios y funcionarios a promocionar e incentivar la importancia de la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de vida y complementaria a la alimentación hasta los 2 años o más, de acuerdo a lo determinado por OMS/UNICEF.

Presiona la imagen para agrandarla

En nuestro país la prevalencia de Lactancia Materna al sexto mes durante los últimos 30 años ha incrementado en más de un 40% y en los últimos 10 años ha aumentado más de un 10%, siendo actualmente un 57%, posicionándonos como uno del país con indicadores destacados a nivel internacional.  La Estrategia Nacional de Salud establece como meta al 2020 alcanzar el 60% de LME al sexto mes. Esta meta está vinculada a la meta de obesidad, como un factor protector muy relevante.

Para celebrar la semana de la lactancia, el Centro de responsabilidad de la mujer y el equipo del programa Chile crece contigo han programado una serie de actividades en donde los invitamos a participar a toda nuestra comunidad.

Presiona la imagen para agrandarla

Algunos beneficios de la lactancia materna:

Apego: El contacto físico del niño/a con la madre durante el amamantamiento es una instancia privilegiada, que permite organizar armónicamente sus patrones sensoriales y gratifica profundamente sus sentidos.

Mejor nutrición: La lactancia materna es la mejor opción para alimentar al niño/a durante el primer año de vida.

Mejor digestión: La presencia de proteínas del suero, así como el contenido en enzimas digestivas y de factores moduladores de crecimiento de la leche materna, favorecen su mejor digestión.

Aporte inmunológico: El recién nacido produce inmunoglobulinas lentamente en los primeros meses. Por esta razón es dependiente de la inmunidad que recibe de la madre a través de la leche materna. A través de este alimento, el/la niño/a obtiene un óptimo apoyo inmunológico, fortaleciendo el crecimiento y previniendo enfermedades.